El Plumaje

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Plumaje

Mensaje  arp el Vie 19 Nov 2010 - 0:54

Hola a todos , unos articulos sobre el plumaje , haber que os parece...................SALUDOS.

LA MUDA

Se acerca el periodo de muda y si queremos tener buenos resultados en los concursos de la próxima campaña debemos prestar especial atención a como se desarrolla este apartado en nuestro palomar, pues en si mismo importante, es también el reflejo del estado general de la colonia alada.
Una alimentación adecuada, un perfecto estado de salud, reposo y frecuentes baños son los mejores aliados que nos ayudan a conseguir una muda perfecta.
Para nuestras palomas, al igual que para cualquier otra ave, la muda es uno de los procesos que causa un mayor estrés fisiológico ya que le supondrá reponer un importante porcentaje de peso corporal al tener que renovar todo su plumaje, siendo un factor determinante en este proceso tanto las horas de luz solar, como la temperatura ambiente.
Pero antes de entrar en materia, es necesario, para una mejor comprensión de este importante proceso anual que le ocurre a toda ave saber el porqué se produce: El plumaje de las aves responde a unas exigencias de ligereza, suavidad y resistencia necesarias para el vuelo. Compuestas de derivados de las papilas dérmicas, las plumas son estructuras biológicamente muertas y, por tanto, no precisan riego sanguíneo.
Por esta razón, la pluma no puede autorregenerarse y se hace necesario sustituirla por otra nueva una vez al año, proceso que se inicia por la sinergia de dos factores, luz y calor que inciden sobre la hipófisis y la glándula tiroidea, aumentando los niveles de la hormona tiroxina en sangre, comenzando el proceso cuando las condiciones meteorológicas son favorables para el ave, al durar más los días y aumentar el calor, lo que supone en si mismo un beneficio para el ave cuyo metabolismo tiene unos menores requerimientos que durante los meses invernales y además suele ser época de abundancia en los que a encontrar alimentación se refiere, por lo que el animal ha adaptado su necesidad de renovación del plumaje a esta época en que le es más fácil contar con una alimentación rica y abundante que le permita realizar la muda de manera adecuada.
La muda comienza normalmente en el mes de mayo y finaliza entre octubre y noviembre, siendo esto variable dependiendo de factores tanto internos de la paloma como externos del propio clima local.
El proceso de la muda depende pues del nivel de tiroxina en sangre, siendo esta hormona la que determina tanto el comienzo del proceso, como su paulatino y ordenado desarrollo por todo el cuerpo de la paloma.
Como prácticamente todos sabemos, pero no está de más recordar, las plumas se dividen en remeras, timoneras, coberteras y filoplumas.

Las remeras, plumas que intervienen directamente en el vuelo, están en las alas y a su vez se dividen en remeras primarias, las que van del exterior del ala hasta el centro, secundarias que van del centro o articulación del ala hacia el interior y terciarias, que son las 3-4 ultimas plumas del interior del ala.
Las timoneras son las plumas de la cola, y como su nombre indica, sirven al ave como timón para realizar giros durante el vuelo, subir o bajar.
La función de las coberteras es básicamente protectora y aislante, y en relación a su tamaño se dividen en mayores y menores, estando distribuidas por todo el cuerpo.
Por su parte, las filoplumas son pequeñas plumas distribuidas por el cuerpo con función protectora térmica, es lo que solemos denominar plumón.
El proceso de la muda comienza en las alas, al caer la 1ª remera primaria, situada en el centro del ala, cayendo la siguiente cuando esta ha crecido aproximadamente ¾ partes y debiendo continuar con esta cadencia hasta la caída de la 10ª remera primaria.
A la caída de la 3ª remera empiezan a caer las timoneras, las cuales lo hacen de forma simétrica en ambos lados empezando por el centro.
Aproximadamente tras la caída de las 7ª remera se produce la caída masiva de las coberteras, siendo este el periodo más crítico para la palomas.
El colágeno es el componente principal de las plumas, la estructura se compone de moléculas de tropocolágeno unidas entre sí por aminoácidos en forma de pequeñas "cuerdas" y que en conjunto forman las fibras que dan origen a la estructura definitiva. Esta disposición de fibras proporciona mucha resistencia y flexibilidad con un mínimo peso.
Si cogemos una pluma en la mano, observaremos un cuerpo central, llamado raquis, que soporta toda la estructura y el movimiento que se produce al volar. Este cuerpo central disminuye en diámetro hacia el exterior proporcionando flexibilidad en el extremo. Del cuerpo central nacen dos series de ramificaciones laterales, muy finas y aparentemente frágiles. Cada una de estas ramificaciones lineales esta "dentada" lateralmente con pequeños ganchos que al tomar contacto con las ramificaciones adyacentes se unen formando un fino tejido llamado vexilo.
El mantenimiento de las plumas se realiza a través del acicalamiento diario del ave. Toma una pequeña cantidad de grasa de la glándula del uropigio, situada en la cola, y la distribuye por las plumas. Esta glándula está muy desarrollada en las aves acuáticas para conseguir mayor impermeabilidad, mientras que en el avestruz, casuarios y papagayos no existe. La acción de frotar las plumas, las mantiene tejidas, limpias y a punto.
Es evidente que una adecuada alimentación en este momento resulta crucial para conseguir un plumaje bello, flexible y sedoso, que además pueda resistir durante un año completo.
Las necesidades proteicas son muy importantes, ya que es necesario sintetizar grandes cantidades de colágeno. Enriquecer la dieta con un 35% de granos ricos en proteína sería lo ideal.
Los aminoácidos son los constituyentes de las proteínas, y en las palomas son un grupo total de 20 los que requieren para un perfecto funcionamiento orgánico, sobre todo en procesos críticos como la muda.
Estos aminoácidos son de dos clases: los llamados esenciales, que son los que el organismo de la paloma no puede sintetizar y que hay que añadir a la dieta, como son la fenilalanina, la histidina, isoleucina, leucina, lisina, metionina, ornitina, treonina, triptófano y valina; y los no esenciales, es decir, los que el organismo sintetiza por si mismo y por tanto no es necesario añadirlos a la dieta (aunque si se hace no es perjudicial), como son la citrulina, cisteina, arginina, glicina, glutamina, asparragina, prolina, hidroxiprolina, serina y alanina.
La lisina (aminoácido esencial) es el aminoácido con mayor protagonismo en la muda.
Así mimo no hemos de olvidarnos de aportar a la paloma una cantidad suficiente de minerales, ya que estos forman parte de la estructura molecular de la pluma. Además de los preparados de vitamineral, el grit también proporciona minerales a la paloma, además de ayudar en el proceso de digestión de los alimentos.
Es muy importante asegurarnos de un buen estado de salud general que mantenga al organismo en las mejores condiciones para evitar cualquier infección oportunista, provocada por una disminución de las defensas muy frecuentes en situaciones estresantes.
Una de las causas de estrés muy comunes en este periodo es el hacinamiento, pues nos encontramos con la temporada de cría recién terminada, en la que normalmente hemos criado gran cantidad de pichones, casi siempre más de los que pretendíamos criar en un principio, lo cual sumado al número de reproductores, que muchas veces también es elevado y a las adultas que han resistido a la ultima campaña deportiva nos da como resultado una superpoblación en el palomar. Si además tenemos en cuenta que las reproductoras se encuentran debilitadas por una, quizás demasiado larga, temporada de cría y que los viajeros están inmunodeprimidos después de los largos vuelos de fondo y gran fondo, el resultado puede ser un cóctel peligroso para la salud de nuestra colonia y para el desarrollo de una buena muda.
Por eso, una vez terminado el periodo de cría y de vuelos es necesario realizar los siguientes tratamientos tanto a los adultos como a los pichones para que las palomas esté a punto antes de comenzar “la gran muda”.
1º) Desparasitación completa, tanto interna como externa.- Entre los ácaros externos, destacan en este periodo, el ácaro de la pluma y la sarna desplumante. En el primer caso, el ácaro se alimenta de las escamas de la pluma, produciendo incluso pequeños agujeros en la estructura. El segundo provoca una caída masiva del plumaje, impidiendo que vuelvan a salir nuevas plumas o que las que nacen estén muy deterioradas.
Al efecto destructivo de estos ácaros, hay que unir el que pueden producir otros como el piojo rojo o las lombrices intestinales, que en general redunda en anemias y mala absorción de nutrientes respectivamente.
2º) Tratamientos anticoccidiosis y antitricomoniasis.- Debido a su alto índice de prevalencia, se convierten en uno de los mayores enemigos de la palomas en cualquier época del año, pero más en estas fechas debido al incremento de temperatura, malas condiciones higiénicas, hacinamiento, dejadez del colombófilo y otros factores, es fácil que se produzca una infección, en el caso de que no realicemos un buen tratamiento preventivo.
3º) Tratamiento contra Salmonela y Colibacilos.- Igualmente que en el caso del Coccidio la temporada favorece la reproducción masiva de estos agentes bacterianos, provocando numerosas diarreas, sin origen en otras enfermedades. Las causas que pueden facilitar estas infecciones son las mismas que las descritas para el Coccidio y Tricomona.
Éstas son las enfermedades más frecuentes en la paloma, aunque existen otras, por ejemplo la Ornitosis, muy frecuente en casos de superpoblación y hacinamiento lo cual es muy nocivo para una buena muda.

Por el contrario, cuando las condiciones de salud, higiene, numero de palomas por metro cúbico, etc, son las adecuadas, observaremos que se desarrolla una buena muda en nuestras palomas. En tal caso, las plumas van creciendo a un ritmo constante hacia el exterior, donde secan y maduran su estructura.
Un ambiente con humedad moderada y bien ventilado es importante en este periodo para evitar un secado demasiado rápido. Por otra parte la falta de ventilación provocará que la urea eliminada en las heces fermente, incrementando el malestar de las palomas e incluso reduciendo su apetito.
La exposición al sol puede acelerar el secado si es en exceso. Por el contrario, en el caso de que la muda se realice en palomares interiores, sin zonas para que las palomas tomen el sol, no hay que olvidar aportar vitamina D, responsable de la síntesis del calcio, básico durante la muda. El sol en exceso también apaga el brillo del plumaje.
Mantener separados a machos de hembras y pichones de adultos, rebaja notablemente el estrés. Otro factor para reducirlo es proporcionar el alojamiento más confortable posible, con el espacio suficiente para todos los individuos. Cada individuo debe contar con su respectiva percha para poderse situar en ella independientemente del resto.
No debemos olvidar que el desarrollo de la muda es inversamente proporcional al ejercicio que realice la paloma, de forma que si vuela mucho mudará más despacio que si vuela poco.
Para finalizar, recordar que los baños son imprescindibles en esta época, ya que ayudan a humedecer las fibras y proporcionan elasticidad, resultan refrescantes y si añadimos sales de baño conseguiremos mayor limpieza y suavidad. La piel, además, requiere del agua para mantenerse elástica y permitir que la pluma despunte, pues en caso contrario podría provocarse un "quiste" dejando la pluma o plumas crecer por debajo de la piel.

-----------------------------------------------------------------------------------

“Hablando sobre plumas”

Además de las rémiges primarias del ala y las secundarias de detrás del ala, están las caudales, (grandes plumas de la cola) denominadas también rectrices, porque la cola es la que gobierna, (es el timón). Las pennes de la cola están envueltas en una especie de vaina, formada por cuberturas superiores o sobre-caudales, e inferiores o sub-caudales. Las rémiges del ala, y detrás del ala están también protegidas por las cuberturas. Se las llama grandes cuberturas o pequeñas cuberturas. Están en los hombros las humerales o escapulares y numerosas pequeñas plumas para recubrir las patas, la espalda, la nuca, el cuello, la coronilla (o parte superior de la cabeza) y la oreja. En el lado del ala denominado "pouce", hay pequeñas pennes muy sólidas que sirven para frenar el vuelo a la llegada. Son las plumas o rémiges del pouce que forman lo que se llama "el ala bastarda".

Además de las funciones especiales de las rémiges y las rectrices, las plumas juegan un papel importante en la protección contra golpes y cortes. Los "plumones de duvet", como ya se ha dicho, son como un chaleco de franela liviano en verano y pesado en invierno. La pluma es una aglomeración de células muertas unidas en una masa ósea. Nace de papillas dérminas (la dermis es la capa profunda de la pared) que se recubre de una vaina epidérmica córnea. Nutrida sin cesar, por los numerosos vasos sanguíneos, la epidermis (que es la parte superficial de la piel) engendra numerosas células que se cargan de granulaciones corneas. Estas células en degeneración, mueren y forman de esta manera las diferentes partes de la pluma. Las últimas las de la base. Las barbas de la parte superior son las primeras en abrirse. Las plumas ofrecen entonces un aspecto de pincel. Al mismo tiempo aparece el rachis que es la parte superior del asta. A continuación se forma la parte inferior (lo que se llama el tubo), la papila se desecha y el espacio por donde pasaba se convierte en un orificio muy estrecho; el ombligo inferior. El tubo es la parte hueca del asta. Es casi cilíndrico y se implanta en el llamado folículo plumífero, En el punto donde termina el tubo, el asta se hace compacta y toma el nombre de varilla o rachis. En este punto se encuentra otro pequeño orificio; el ombligo superior.

En algunos pájaros y a veces en las palomas, existe una plúsmula superflua en el ombligo superior; es el hiporachis cuya exageración da, rara vez, una doble ala a la paloma. Es un signo indiscutible de regresión. Aparece sobre todo en cultura consanguínea, lo mismo que plumas de las patas, los frasettes, los penachos y otros caracteres deformantes provenientes de las especies de las cuales desciende la paloma de carrera.

Las plumas más cercanas a la perfección son las rémiges. Sus dos partes principales son el asta y la hoja o vexillum. El rachis forma un eje lleno cuya cara superior es redondeada y la cara inferior recorrida por un surco poco profundo. Está provista de barbas sobre todo en su largo y son ellas las que forman la hoja. El tubo inferior está tabicado por membranas que se pueden ver por transparencia. Este proviene de diferentes causas, la primera es que el plumaje de las palomas está "electrizado". Otra causa es el hecho de que las barbas implantadas oblicuamente sobre la varilla, están ligadas entre ellas por barbillas, dispuestas sobre las barbas como éstas sobre el rachis.

Si ustedes han separado las barbas de una paloma en forma, habrán percibido un ligero ruido, parecido al de un trapo que uno rompe. Para hacer desaparecer la grieta así producida, es necesario frotar y alisar la régime. En las palomas de mala calidad, mal mudadas, o de plumaje pobre, es mu difícil provocar la desaparición de la grieta, que se mantiene por varios días. Si la hoja constituye un conjunto tan sólido, es porque las barbillas están provistas de ganchos y de dientes. Estos se agarran los unos a los otros y mantienen la hoja muy rígida. Ustedes probablemente se sorprenderán al saber que algunas plumas de palomas tiene más de un millón de barbas y barbillas. Las plumas del duvet son las menos perfectas, como plumas, naturalmente. Su asta es un tubo muy corto y el rachis está reducido a su mínima expresión. Las barbas forman un copo como de algodón muy suelto. Las barbillas no tienen ganchos ni dientes. Entre las rémiges y los plumones de duvet, está toda la gama de las otras que varían según su función y su emplazamiento. Las tectrices, se superponen como las tejas de un techo, para formar una superficie lisa y favorecer el desplazamiento en las capas de aire donde se desplazan las palomas. La superposición se realiza de adelante hacia atrás. Las plumas están diferentemente coloreadas por pigmentos; negros, marrones, rojos, ocres y amarillos. Si solo el negro está presente, el pájaro es negro, azul o azul escamado. El pigmento rojo existe en los pálidos, los rojos escamados, los rojos y también en los negros bronceados, algunos escamados y las barras y hojas de los régimes de algunos azules. El pigmento que colorea las plumas de las palomas se conoce bajo el nombre genérico de melanina. Hay colores, pero se los llama de estructura, es decir que no existen en realidad, pero aparecen bajo la influencia de ciertos juegos de luces.

Con el mayor respeto colombófilo: Carlos Alfredo Bachi Acosta.




Una bañera con agua limpia debe de tenerse siempre a disposición de las palomas. Digo lo de agua limpia, porque así como las palomas beben cualquier cosa, cuando tienen sed beben agua con excrementos, medicada con sabor desagradable o incluso en la bañera después de bañarse ellas con la pelicula de grasa y polvo que se forma en la superficie, si el agua no esta perfectamente limpia no se bañaran en ella. Cuando una comienza a bañarse lo haran todas las palomas del palomar y si bien es cierto que a medida que se bañan van ensuciando el agua y las ultimás si no se les deja el agua corriendo mientras se bañan tendran el agua sucia, una vez que se ha bañado la ultima y el agua reposa y se forma esa pelicula en la parte superior, aunque se tenga la bañera varios días con el agua sucia a su disposición, beberan en ella pero no se volveran a bañar.

El talco de las palomas no es otra cosa que suciedad, polvo pegado al aceite que ellas extienden sobre las plumás. Porqueria. Nosotros nos bañamos para refrigerarnos y divertirnos cuando hace mucho calor, las palomas lo hacen por necesidad. Dispóniendo del una bañera con agua limpia a díario, es muy probalbe que se pasen un día o más sin bañarse cuando hace sol, sin embargo cuando llueve o hace mucho frio se bañaran a díario y a veces incluso dos veces si se les cambia el agua de nuevo.

El frio no les importa en absoluto para bañarse, en días crudos de invierno que a la mañana como consecuencia de la helada la bañera tenia una capa de hielo considerable, las palomas no dudan ni un momento en meterse al agua incluso antes de retirar la manguera que uso para llenarla.

Si se quiere "restaurar" el plumaje a una paloma que por la razón que sea tiene alguna pluma doblada, las barbas que se abren y no cierran bien, o que tiene el plumaje sucio y descolocado, lo mejor que se puede hacer es póner agua caliente en un recipiente (no tan caliente como para que se nos quemen las manos ) y meter a la paloma en el agua hasta el cuello durante un minuto. Las plumás torcidas se enderezan, las barbas se unen y nos queda la paloma con un plumaje listo para revista.

Que se bañen lo que ellas quieran y cuando quieran. Truco : el día antes del enceste agua templada.

Un saludo

Oscar Truebano
Oviedo – España



He leído el comentario del amigo Oscar Truebano sobre el baño y tengo que hacer notar mis discrepancias:

1- El polvillo que se adhiere a las plumás no creo que pueda llamarse suciedad, ya que para mí juega un paper importante al cortar el aire durante el vuelo y proteger la pluma ante el agua y el roze con el aire.

2-Por este motivo no me hace mucha gracia lo de bañar las palomas justo antes del enceste. Yo la baño los miercoles para encestar el jueves y soltar el domingo.

Esto lo digo por intuición, no lo he leído, pero algún colega seguro que puede decirme algo al respecto.

Con la mayor humildad,
José Ledesma desde Tenerife.


Todo el mundo admira el nuevo plumaje de la paloma después de capear la selección otoñal; sedoso, brillante, de matices naturales. Las grandes remiges que quedan por caer presentan un aspecto deslustrado y las plumas tardías apenas se pueden sustraer a la comparación.
Este nuevo plumaje es el reflejo de una salud reciente. Las remiges han señalado los incidentes ocurridos desde principios de mayo; es con este plumaje con el que la paloma va a volar el año próximo.
Es esencial por tanto, que el plumaje permanezca impecable, y si no es así, que el aficionado procure mejorarlo de manera que el rendimiento deportivo de la paloma sea el mejor posible en todas las circunstancias, en especial atmosféricas.
Un buen plumaje puede ser sobre todo víctima de ataques exteriores. Si la lluvia y el sol no atacan más que lentamente los pigmentos de las plumas, los enemigos de la pluma y de la piel provocan daños mucho más grandes
. En primer lugar él «Falculiber», pequeño parásito que vive en la punta de la pluma, entra en actividad por la noche y realiza por ambos lados del raquis pequeños agujeros más o menos regulares que semejan los zurcidos de una máquina de coser. Afecta esto a una parte de las bárbulas de la rémige, que poco a poco, bajo los efectos del viento se disgregan y dan a la rémige un aspecto de peine desdentado, de un aspecto bastante fastidioso. Los baños semanales con un insecticida apropiado o el espolvoreado sobre el plumaje matan rápidamente al parásito, pero una vez que los agujeros están hechos, es demasiado tarde; no hay más remedio que eliminar el parásito para que las pérdidas no aumenten y esperar al año siguiente.
Más grave es la sarna desplumadora, pues no es un parásito de la pluma, sino de la piel. Se reproduce en los folículos plumíferos, rodeando los extremos de un pequeño cilindro y socava la pluma (generalmente las coberteras a nivel del buche, de la espalda y del antebrazo) y provoca su rotura a medio centímetro de la piel. Poco a poco va aumentando en número, aparece en otros sitios y la paloma los transporta con su pico a otros lugares del cuerpo. El mejor remedio en las aves infectadas es la aplicación de D.D.T. sobre las partes afectadas. Es siempre aconsejable, antes de todo tratamiento, hacer un diagnóstico preciso con el microscopio.
Los defectos de desarrollo en el raquis lo marcan unos pequeños estrangulamientos (las bárbulas están marcadas de la misma forma que después de un concurso o de una enfermedad, formando una «v» bien conocida de los aficionados), a nivel de los cuales la rotura será fácil. Se trata, en efecto, de una falta de salud o de carencia alimentaria en el momento de la gran muda, y esto no tiene nada con la sarna. La intervención del veterinario, es en este caso decisiva y el diagnóstico de sarna desplumadora debe hacerse con precaución. Suceden también accidentes al final de la muda plumas sanguinolentas, hendidas, puntiagudas, etc. Es costumbre decir que las plumas sanguinolentas, son accidentales, debido a que por un choque del folículo plumoso en actividad se produce una pequeña hemorragia en la joven pluma llena aún de sangre nutritiva. Esto, a menudo suele ser verdad, con la condición de que el accidente no afecte más que a una rémige y a una o dos palomas en la colonia
En resumidas cuentas, se puede pensar en un accidente, aunque existen otras causas de estas pluma sanguinolentas. En particular, todo lo que modifica la circulación al nivel de la mano, muy complicada anatómicamente como en casi todos los animales. Por ejemplo, las artritis productoras de dolorosas edemas, son causa de plumas sanguinolentas; de hecho, estas artritis son debidas al microbio de la paratifosis. En este caso hay a menudo dos o tres plumas sanguinolentas, una al lado de la otra o solamente una en cada ala. Esto alcanza a muchos ejemplares de la colonia. Unos cojean con la pata inflamada, otros más tardíos, se muestran enfermos. En breve la colonia muestra al aficionado meticuloso que no marcha bien. Se ha escrito mucho sobre la conducta a seguir y pienso yo que hay una regla: Esperar el fin completo de la muda. Seguidamente asegurarse de qué problema se trata; si realmente lo hay, entonces hay que intervenir: Baños calientes, vitamina K, complejos vitamínicos, semillas de lino, ácidos azufrados, y después del último baño caliente, arrancar la pluma ensangrentada. El éxito tiene este precio.
Las plumas hendidas han hecho gastar mucha tinta; evidentemente, es un defecto que no hay que cultivar pero, ¿son debidas a una falta de salud en general, como sucede a menudo en las colonias con la tricomoniasis, coccidiosis, etc., que sufren más o menos todas las palomas, produciendo una muda defectuosa por falta de vitalidad, o se trata de un carácter hereditario transmisible?. Yo, personalmente, me inclino por la hipótesis primera. He aquí una averiguación con la que divertirse este invierno.
-----------------------------------------------------------------------------------
LAS PLUMAS COMO ESPEJO DE LA SALUD




Por: Dr. med. vet. T. Mohr

Tomado de Die Ergänzung zum Buch. Teil I. Pág: 18-21. Medizinische Versongung im Brieftaubensport. Vorsorge. Therapie. Vitamine. Doping. Ferdinan Enke Verlag, Stuttgart. Alemania 1.998. Traducido del alemán por Silvia Toro Trujillo.


Las líneas de estrés surgen, cuando las plumas en la fase de crecimiento, no tienen las sustancias activas suficientes (ante todo biotina) o las sustancias activas no están disponibles en una relación óptima (por ejemplo: biotina; zinc).
Se sabe que algunos medicamentos (ante todo Metronidazol, algunos antibióticos: Sulfonamide y Levamisol (por ejemplo: Concurat-L)), producen la formación de líneas de estrés durante la muda. Ellos se deben suministrar, solo cuando no hay
muda. Para un tratamiento durante la muda, están disponibles otros productos de su médico veterinario.
Fotografías Plumas1 y 2: Líneas de estrés por inadecuada aplicación de medicamentos.


Plumas1: Daños en la pluma por el suministro de Ronidazol en la temporada de vuelos (Tomada de Trichomonaden, Dr. T. Mohr).

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Plumas2: Control de gusanos con Levamisol.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Fotografía Plumas 3: Kranke Feder: Pluma enferma; Normale Feder: Pluma normal. Daño en las plumas (Decoloración debido a un cambio en la composición y acumulación de medicamentos) después del suministro de Sulfonamiden (control de coccidias) durante la muda de las plumas de la cola.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La deficiencia, o mejor aún, los desequilibrios pueden tener las siguientes causas:

Inadecuado uso de medicamentos en los vuelos (= durante la muda del ala anterior y posterior).

Sobredosificación de medicamentos durante la muda de las remeras o plumas del ala posterior. O sobredosificación absoluta (es decir, demasiado por paloma, o mejor dicho, por litro de agua de bebida) o sobredosificación relativa, es decir se suministró la concentración correcta, o mejor aún, la cantidad suministrada era correcta, pero las palomas tomaron demasiado medicamento del
agua de beber (alta temperatura externa, sed después del ejercicio, etc).
Debido a que la pluma no es igualmente susceptible en cada fase del crecimiento, son casi siempre solo algunas palomas las afectadas, aunque todas han tomado la misma cantidad del producto.
Otras causas posibles pueden ser los agentes causales de enfermedades, presentes en el momento del vuelo/muda.
Parásitos del intestino (ante todo Ascaridia columbae, pero también coccidias) extraen del cuerpo de la paloma, sustancias activas importantes (vitamina-B, biotina y calcio) e impiden a través de daños en las paredes del intestino, la absorción de sustancias activas (por ejemplo: zinc), las cuales en épocas de mucho esfuerzo (aquí también se incluye la muda) son deficientes en las plumas, que se encuentran en crecimiento. Las consecuencias son "las líneas de estrés" o inclusive, una interrupción total de la muda.
Una exigencia (vuelos) demasiado alta, puede también, inclusive sin que los parásitos sean importantes, determinar la formación de líneas de estrés. Las sustancias activas se requieren en otro sitio del metabolismo (por ejemplo, zinc como el catalizador más importante en los procesos para obtener energía, durante los vuelos) y el cuerpo "cierra simplemente la llave o grifo en este momento", de los procesos que no son importantes para la supervivencia de la paloma, en dicho momento. En este caso, el crecimiento de una pluma.
Las líneas de estrés son sitios de ruptura "involuntarios", los cuales con una exigencia leve, ceden: la pluma se quiebra en ese sitio (como se ve bien en la fotografía Plumas4, se quiebra solo la zona de la bandera).


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Líneas de estrés ¿Qué se debe hacer?
Cuando las plumas cobertoras o las plumas de segundo orden se afecta, no es necesario hacer algo (Fotografía Plumas5).


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Con la próxima muda se reemplazaran esas plumas, sin que las líneas de estrés repercutan negativamente sobre los rendimientos de la paloma, una ruptura no es muy probable.
Las plumas de primer orden (ala activa e inactiva) tienen durante los vuelos la principal carga. Si estas plumas están afectadas, ellas deben ser retiradas en el momento adecuado, para que puedan ser renovadas hasta la próxima temporada (y no se quiebren en la mitad de los vuelos). Cuando esta afectada una pluma, la cual todavía no alcanza la secuencia de la muda, no se necesita hacer nada, pues las plumas caen y se renuevan muy normalmente. Esta por el contrario la muda adelantada, la pluma debe (después de conversar con el médico veterinario) ser arrancada.
Lo siguiente debe considerarse al arrancar las plumas: solo se puede arrancar plumas, que no tengan el cañón con sangre. Si uno no esta seguro (y no hay ningún médico veterinario cerca), se debe cortar la mitad de la pluma, el cañón con sangre se seca. Después de aproximadamente 2 semanas, ella se puede entonces (casi siempre) tirar sin peligro: no la corte demasiado corto, ¡uno tiene después que cogerla realmente, para arrancarla luego!.
Para tirar se tiene que sostener el ala con una mano, de manera que al tirar en el sitio en el cual se encuentra la pluma, este no pueda ceder: esto es más difícil aclararlo, a realizarlo. Lo mejor es que se lo demuestre un médico veterinario de aves. Se deben siempre tirar al mismo tiempo ambas plumas (es decir, la pluma afectada y la misma pluma de la otra ala): de todos modos, la mayoría de las veces están afectadas ambas plumas.



Fotografía Plumas6: Pluma mal formada por daños en la papila de la pluma. Los daños fueron ocasionados por arrancar la pluma que aún se encontraba en crecimiento (pluma con sangre en el cañón).


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
arp

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/02/2010
Localización : Malaga

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Plumaje

Mensaje  ADS el Mar 24 Mayo 2011 - 12:03

Te lo has currado compañero.Muy bien.
Un saludo
avatar
ADS

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 18/05/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Plumaje

Mensaje  miguel angel atalaya el Mar 6 Sep 2011 - 19:22

como te lo has currao , esto va a servir a muchos o por lo menos a mi. te felicito

miguel angel atalaya

Mensajes : 17
Fecha de inscripción : 26/08/2011
Edad : 33
Localización : jerez de la frontera

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Plumaje

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.